lunes, 15 de noviembre de 2010

VI Jornadas de Otoño: Respuestas cristianas a la crisis educativa (I)

“La Educación, en situación de emergencia”

Alfredo Dagnino
La Asociación Presencia Cristiana ha organizado este mes de noviembre la 6ª edición de sus ya consolidadas Jornadas de Otoño con el título este año de “Respuestas cristianas a la crisis educativa”. En el marco de estas jornadas se han celebrado tres conferencias impartidas por ponentes de primerísimo nivel.

El martes 2 de noviembre, se celebró la primera de las tres conferencias previstas, impartida por don Alfredo Dagnino, Presidente de la Asociación Católica de Propagandistas y de la Fundación Universitaria San Pablo CEU entre otros muchos cargos de responsabilidad. A lo largo de su conferencia, titulada “La Educación, en situación de emergencia” realizó un certero diagnóstico sobre el contexto social y las causas últimas que han llevado a la Educación a la crisis en que se halla sumida, así como una pauta sobre cuáles deben ser las respuestas cristianas a esta situación.

Don Alfredo analizó la situación en el contexto de la revolución cultural en la que España y su entorno están inmersos. Vivimos un cambio de época en el que las nuevas ideologías ancladas en los viejos ateismos y materialismos de los siglos XIX y XX han logrado imponer un cambio en nuestro paradigma cultural convirtiendo al Hombre en un ser autónomo, principio y fin de la existencia, que pone en tela de juicio las verdades morales universalmente válidas y trata de configurar la sociedad al margen de la idea de Dios. Detrás de estas ideologías destructivas hay un proyecto de ingeniería social que utiliza la Educación como instrumento y que han contribuido a erosionar las bases de esa Educación a la que debemos dirigirnos.

Las cuestiones clave que llevan la Educación a la actual situación de crisis serían: la quiebra del concepto de Educación en su sentido más pleno por la influencia de numerosos prejuicios y condicionamientos ideológicos (relativismo moral, laicismo, ideología de genero,…); la abdicación de la Familia de su misión fundamental educativa; la exacerbación de la presencia del Estado en el campo de la Educación, que tiene como más claro referente la imposición de asignaturas con contenidos morales contrarios a la libertad de enseñanza de padres y centros educativos; y por último, la fragmentación política y jurídica provocada por la errática interpretación de las competencias estatales y autonómicas en materia educativa.

Como colofón, don Alfredo Dagnino expuso cuáles serían las pautas para la regeneración de la actual situación, que vendría impulsada por la propia sociedad civil a través de proyectos educativos que rompan con los prejuicios que tanto han contribuido al desastre de la educación, que busquen recuperar los valores tradicionales (sacrificio, exigencia, responsabilidad,…), y en el caso de las obras nacidas dentro del seno de la Iglesia se mantengan fieles a su origen buscando la esencia de lo que debe ser la Educación cristiana.